jueves, 21 de junio de 2012

Una vida de colores...


No todo es de color rosa pero tampoco todo es negro.

Si en los amaneceres sigue enamorándonos ese tapiz de tonalidades con destellos naranjas, rojos y ocres, no dejemos que los grises que nos rodean nos cieguen.

Permitámonos, partiendo desde nuestra propia sombra, redescubrir nuestro horizonte más cercano, destacando las gamas más destellantes de la perseverancia, el optimismo y la paciencia para continuar pintando, a nuestro antojo, en nuestro presente

No hay comentarios:

Publicar un comentario