viernes, 30 de abril de 2010

Una vida de Colores


El negro es la ausencia de colores, el vacío, el recipiente necesario para ser llenado...y de la nada al todo, al blanco más puro.


Entre uno y otro, obligatoriamente existe una gama de grises aunque las quieran ignorar, borrar.


Pero aún hay más, están los colores, los básicos, los de siempre y las mezclas. Son tan útiles como los grises e incluso tanto como el blanco y el negro.


Que cada uno coloque en su paleta lo que quiera y dibuje en su lienzo lo que le convenga...


No faltará admiradores ni para lo colorido ni para lo sombrío ni tampoco faltará quien, por avaricia, egoísmo, soberbia o, ¡ve a saber!, decida emborronar o romper donde otros han pintado...


Pero hay que seguir dibujando por los que creen en el arte de la vida y por los que, impacientes, esperan a que broten los colores...






La fotografía es un regalo de Enrique Rodríguez López

1 comentario:

  1. Desde una sensibilidad exquisita se puede transmitir lo que contiene este texto. Muy lindo.

    ResponderEliminar